En la sociedad de la información cada vez es más sencillo estar familiarizado con labores como los procesos de creación de muebles, así que cuando alguien pasa por una carpintería de muebles a medida en Getafe, puede tener una ligera idea de lo que está sucediendo allí. Pero esto no siempre ha sido así y, como sucede siempre con el ser humano, la fabricación de muebles también ha ido sufriendo un proceso de evolución constante.

El arte de la carpintería ha ido pasando de generación en generación desde que el hombre fue capaz de ponerse sobre sus dos piernas y sostener un palo. Y es que precisamente esta fue la característica que le hizo evolucionar utilizando distintas herramientas para crear piezas cada vez más elaboradas.

Hay muchas herramientas que se utilizaban en el principio de los tiempos que aún se siguen pudiendo encontrar fácilmente en una carpintería de muebles a medida en Getafe, pero hoy vamos a comentar algunas de las más antiguas y curiosas.

Una de las herramientas más primitivas del arte de la carpintería es la azuela. Esta herramienta se utilizaba para trabajar la madera alisándola, desbastándola, ahuecándola o para elaborar formas de torno así como para esculpir tallas en la madera. Tiene forma de hacha pero el mango es más corto y lleva una hoja perpendicular en él.

Otra herramienta de lo más curiosa es la barrena. Los carpinteros llevan siglos teniéndola a su disposición y, con lo útil que ha sido, no es para menos. Esta herramienta consta de una barra de acero con un mango en forma de hélice y se ha utilizado tradicionalmente para hacer agujeros en las piezas de madera. Esta herramienta es la antepasada del taladro moderno y, aunque a día de hoy no se use, es curioso recordarla.

En Carpintería Madera y Arte nos gusta recordar el pasado para poder aprender de él y hacerlo cada día mejor.